Y lo que tenía que pasar…

… pues finalmente, pasó. Llegó el momento en que la patilla de conexión del portátil no dio más de sí y el pobre cacharro pasó a mejor vida. Después de solicitar precios en el Corte Inglés, me había decantado por un PackardBell con i5, 4 Gb de RAM y una gráfica NVidia de 1 Gb dedicada; lamentablemente, el ‘en una semana lo tienes’ se convirtió en ‘pásate mañana a ver si me ha llegado’ y finalmente degeneró en un ‘todavía no lo tengo aquí’. Así que, cuando mi equipo finalmente palmó tres días después de la fecha inicial de recepción, tuve que tomar la difícil decisión y mandar el packard bell a tomar viento para finalmente comprar un HP con mejor procesador (i7), peor gráfica (una ATI Radeon contra una NVidia, da igual lo que digáis, es ir a peor si CUDA entra en la ecuación), y un precio superior. Ahora mismo lo estoy configurando, y cruzando los dedos para que cuando instale Kubuntu me reconozca las particiones EXT3 y EXT4 en el disco duro del pobre fiambre, reconvertido en externo gracias a las oscuras artes de una carcasa externa…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s