Instalados por fin

La tan temida limpieza de verano ya ha acabado. Formalmente, al menos. Con la eliminación de los demonios de la piscina y de la fuente, podemos darnos por oficialmente mudados.

Este era el aspecto original de la piscina (a medias):

Aquí, la susodicha tras retirar casi todo el barro…

Y ya, finalmente, limpia y esperando el agua y el cloro.

Claro que no nos podemos olvidar de su hermanita, la fuente… aquí la vemos con toda la mugre acumulada…

Y aquí, limpita, llenándose de agua pura y cristalina.

Aprovecho también para probar el compartir de Google Drive. ¡A ver qué tal funciona el invento!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s