Y otra de repositorios… GitLab

GitLab logoAunque tengo el paquete de estudiante de GitHub, el número de repositorios privados es un poco pequeño para llevar las prácticas de la facultad. Es verdad que funciona de escándalo, y que el StudentDeveloperPack trae cosas estupendas (todavía me maravillo con Atom), pero en el momento en que empiezas a subir prácticas al repositorio… cinco  privados se te hacen pequeños.

Así que he abierto otra cuenta en GitLab.

Sigue leyendo

¡Feliz año nuevo!

Ya se acaba el 2014, y hay que ir preparando el 2015; así que, rompiendo la tradición de “nada de propósitos de año nuevo, que no se cumplen”, vamos a hacer una pequeña lista de propósitos informáticos. Empecemos por…

  • Aprender Python de una vez

  • Aprender a usar Javascript, Node.js, JQuery o alguna de esas cosas

  • Montar un entorno de desarrollo para Raspberry / Qt 5 que funcione en condiciones.

  • Sacar adelante a RoboTorr, que ya me gustaría tener mis cómics a mano sin preocuparme de buscarlos cada mes…

  • Programar algo con Flask (sí, entra dentro de Python, pero es programación web, ¿no?)

Y por ahora, eso es todo… no son propósitos difíciles, pero… a ver si lo logro.

De vuelta a Kubuntu

Al final, he conseguido corregir el problema de la gráfica que me impedía usar Kubuntu de forma cómoda… al menos, a medias.

Rápida actualización: mi portátil es un HP Pavillion DV6 con una gráfica ATI Radeon HD 6770HD, de esas gráficas duales que funcionan con una Intel. Bien, cuando conseguía instalar Kubuntu pasaban de ordinario dos cosas: la primera, que los efectos de escritorio no se activaban y se veía lento y feo. La segunda, en caso de que no fuera este el caso, es que se calentaba demasiado, quizás por tener siempre funcionando la parte de la gráfica ATI en vez de usar los gráficos Intel integrados…

Bueno, al grano: después de cabrearme definitvamente con Unity (¡es muy feo, me da igual lo que digan!), me he liado la manta a la cabeza y me propuse corregir el problema. Los drivers ATI propietarios no funcionaban correctamente (de hecho, al instalarlos se peleaban con XOrg y dejaba de funcionar el entorno de escritorio, divertidisimo). Me ha costado bastante a base de navegar encontrar una solución factible: Sigue leyendo

Raspberry como Jukebox

Esta semana me he hecho con un pequeño adaptador WiFi por USB y un extensor de puertos USB con alimentación externa, así que me he puesto a trastear. He instalado en una tarjeta SD una OpenELEC para usarla como media center, y después de pelearme con la configuración y la instalación un poquillo (me llevó una tarde probando y configurando), conseguí hacerlo funcionar.

La he conectado con un disco duro de portátil dentro de una carcasa USB para que utilizarlo como un jukebox cuando esté trabajando y no quiera tener el portátil estorbando para escuchar música… lo mejor de todo es que es controlable mediante el móvil.

Sólo hay un pequeño problema: no sé por qué, ahora la tarjeta SD con el Raspbian no parece funcionar… ¡maldición, tendré que reinstalarlo en la tarjeta y volver a pelearme con todo el asunto! ¡Si ayer funcionaba! En fin, al menos no tendré que traer de nuevo el televisor hasta el router…

Cinturón negro casi a la vista

El otro día me dio por buscar las licencias de la federación española de Karate; soy marrón desde hace tiempo, y ya me empiezan a incordiar con que debería de sacarme el primer dan… pero claro, como soy un desastre con los papeles (incluso me han llamado hoy de nuevo de secretaría porque parece que faltan créditos en mi matrícula), no sabía si tendría las suficientes para poder examinarme.

He encontrado dos licencias: una de 2009 y otra de 2011. Si la normativa sigue siendo la misma de hace unos años, necesito tres licencias consecutivas o cuatro licencias no consecutivas para tener derecho a examen. Tengo que preguntar si ellos tienen copias de mis licencias (yo juraría que tenía tres licencias pagadas, pero como soy tan desastre… :D). De no ser así, tendría que federarme este año y el que viene para examinarme. Ya casi es mío…